La primera norma de obligado cumplimiento ante un accidente de tráfico, es señalizar bien la zona del accidente con triángulos de alta visibilidad y acotar el espacio para que el resto de vehículos estén alertados del peligro.