¿Cómo evitar la fatiga al volante?

Más de la mitad de los conductores reconoce que no descansa lo suficiente en largos viajes.

El RACE (Real Automóvil Club de España), a través de su Observatorio Español de Conductores(DUCIT), ha realizado un estudio que ha arrojado unas conclusiones alarmantes. Éstos son los peores hábitos de los conductores españoles:

  • El 58% de los conductores admite que no descansa lo suficiente. Este dato sube hasta un alarmante 71% si hablamos de los conductores que realizan trayectos largos. Y el 11,5% reconoce que en alguna ocasión ha dado “cabezadas al volante”.
  • El 68% de los conductores reconoce no respetar los límites de velocidad.
  • El 52% de los conductores no respeta la distancia de seguridad. Se trata de unos hábitos muy preocupantes, ya que junto al consumo de alcohol y otras drogas son la causa de la mayoría de accidentes mortales.

Centrándonos en el hábito del descanso, estas conductas de riesgo, indican la necesidad de recordar la importancia de combatir el cansancio y la somnolencia al volante, especialmente durante los trayectos veraniegos vacacionales, en los que el calor, las retenciones, la deshidratación… pueden incrementar el riesgo.

La fatiga es la cuarta causa de mortalidad en nuestras carreteras. Recordemos que hay que descansar cada dos horas.

¿Qué podemos hacer para combatir la fatiga?

  • DORMIR:Antes de realizar un viaje (especialmente si es un largo trayecto), dormir un mínimo de 7 horas. Evitar realizar un viaje  y evite viajar después de una jornada de trabajo.
  • TEMPERATURA: Mantener una temperatura agradable en el vehículo y no abusar del sistema de climatización. Se aconseja alrededor de 23-24ºC, además de ventilar de vez en cuando para evitar sequedad en el interior del coche.
  • SÍNTOMAS: Reconocer los síntomas es la mejor forma de prevenir la fatiga: malestar físico, parpadeo constante, calambres, errores en la conducción, ‘automatismos’ sin percibir la situación de tráfico… pueden anunciar el peligro.
  • PARAR: Realizar paradas cada 2 horas o 200 kilómetros, servirá para airearse, descansar, estirar las piernas… o mirar el móvil.
  • HIDRATACIÓN: La falta de líquidos provoca una reducción de la atención, dolor de cabeza y cansancio muscular. Hay que mantenerse hidratado. En este sentido, es importante recalcar lo siguiente:- Refrescos: Al parar, aprovechar para tomar una bebida refrescante que, además de hidratar, ayudará a despejarse y aportará la glucosa necesaria para mejorar sus niveles de atención. – CERO alcohol: Nunca beber alcohol si se va a conducir.
  • MEDICAMENTOS: Consultar al médico si está tomando medicamentos. Si no es posible, atender a las indicaciones del prospecto del medicamento.

Desde AUTOESCUELA SALAZAR nos sumamos a la campaña “Un refresco, tu mejor combustible” del RACE. Y recuerda…  #AquiSíParas😉

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *